4 Suplementos para tomar durante la temporada de resfriados y gripe

Cuando llega la temporada de resfriados y gripe, es difícil esconderse. Pero solo porque tu vecino esté estornudando no significa que tú también tengas que hacerlo. Estoy aquí para armarte con algunas herramientas de estimulación inmunológica para mantenerte saludable durante todo el invierno. Si bien me estoy centrando en las cosas que puedes comer a continuación, no olvidemos el poder del sueño adecuado (durante 7-8 horas) y el bajo estrés (lo sé, lo sé, ¡pero al menos respira!) mantienen fuerte tu sistema inmunológico.

Una nota más: como dietista , recomiendo obtener los nutrientes a través de los alimentos cuando sea posible. A continuación resaltaré el nutriente, vincularé algunos alimentos y terminaré con un suplemento que puede tomar, por si acaso. Suficiente preámbulo, ¡vamos a entrar en materia!

 Zinc

El zinc es un mineral esencial que ayuda a estimular el sistema inmunológico, combatir el resfriado / gripe y ayuda en el crecimiento y la curación de heridas. La investigación muestra que aquellas personas con bajo contenido de zinc son menos resistentes a los patógenos y, por lo tanto, pueden enfermarse con más frecuencia. Los alimentos con alto contenido de zinc incluyen ostras, langosta, carne de res, frijoles, semillas, nueces y huevos. Si eso no lo tienta y siente que le hacen cosquillas en la garganta, tome un suplemento de zinc para cortarlo de raíz o al menos reducir la duración de su enfermedad.

Probióticos

¡No, no solo para prevenir dolores de estómago y mejorar la regularidad! Estos microorganismos  sanos en realidad luchan contra las bacterias malas (patógenos) y pueden prevenir enfermedades. ¿Sabía que muchos de los gérmenes que nos enferman entran a través de nuestro tracto digestivo? ¡Qué asco! Entonces, si estamos armados con muchas bacterias saludables, luchamos contra las bacterias malas de manera más eficiente y nos enfermamos con menos frecuencia. El yogur griego, el kimchi y el kéfir son excelentes fuentes de bacterias saludables. Si esos alimentos no son su favorito, también puede tomar un probiótico oral. 

Propóleos

Esta es una de mis herramientas favoritas para combatir los gérmenes. Está hecho por abejas (sí, las mismas que producen miel) y se sabe que es antimicrobiano y antifúngico, lo que significa que puede ayudar a prevenir enfermedades.  

Es un excelente remedio natural para prevenir y combatir afecciones respiratorias, entre ellas la gripe y el resfriado, pero también la laringitis, amigdalitis, faringitis y más. Sus propiedades se basan en la presencia de flavonoides, compuestos que favorecen las defensas del organismo contra las agresiones múltiples. Gracias a estos el propóleo ejerce efectos inhibidores frente a distintos tipos de virus.

También sirve como inmunoestimulante, antibiótico natural, antioxidante, antiinflamatorio y analgésico.

Saúco

Aunque es una baya real, generalmente verá el saúco como un jarabe, tintura, té o pastillas (¡a menudo combinadas con propóleos y zinc!). Estas son formas fáciles de consumir cuando empiezas a sentirte «mal». Se cree que la baya del saúco ayuda a estimular el sistema inmunitario y a disminuir la duración de enfermedades como los virus del resfriado / gripe.

Recomiendo tomarlo regularmente durante las «temporadas de la enfermedad» para aumentar su inmunidad o cuando sienta que se presentan síntomas.