¡Las sentadillas y los abdominales no son lo mismo! Aquí está la diferencia.

Los abdominales y las sentadillas son dos movimientos clásicos paraesculpir el abdomen, que a menudo se usan indistintamente. Si también está tratando de obtener ese abdomenmarcado, necesita conocer la diferencia entre ambos y saber cuál debe elegir.

Al contrario de lo que la mayoría de ustedes podría haber escuchado, los abdominales y las sentadillas no son prácticamente los mismos ejercicios. Aunque sí, los dos ejercicios apuntan a los abdominales más efectivamente que cualquier otro ejercicio. Por lo tanto, si su objetivo es tonificar sus abdominales, es probable que esté haciendo estos ejercicios obsesivamente.

Y se sorprenderá al saber que ambos ejercicios tienen resultados ligeramente diferentes.

Abdominales y sentadillas.

Sí, ambos movimientos lucen similares. Ambos requieren que comience en posición supina (boca arriba), con las rodillas dobladas, los pies planos y las yemas de los dedos tocando ligeramente detrás de las orejas.

¿Qué son las sentadillas?

Las sentadillas son de los ejercicios que tienen la habilidad de desafiar la mayoría de los músculos de tu cuerpo. Su dinámica requiere que varios músculos de la parte inferior y superior del cuerpo trabajen de manera simultánea.

Incluir las sentadillas en los entrenamientos puede ayudarte a mejorar el rendimiento de tu ejercicio, disminuir el riesgo de lesiones y mejorar en tus actividades diarias como subir escaleras y caminar mayores distancias sin agotarte.

¿Qué partes del cuerpo trabaja las sentadillas?

Al hacer sentadillas, levanta todo el torso, compromete los abdominales y otros músculos centrales junto con los flexores de la cadera y el recto femoral (una de las cabezas de los músculos cuádriceps).

Todo esto puede hacer que parezca que el estar sentado es un ejercicio superior, pero eso no es cierto. El movimiento es realmente desafiante sin redondear la espalda baja, lo que aumenta el estrés en la columna lumbar. Como resultado de esto, los entrenadores tienden a favorecer los abdominales sobre las sentadillas.

¿Qué son los abdominales?

Los abdominales son un ejercicio de aislamiento, donde levantas la cabeza y los hombros del piso, enganchando tu músculo recto abdominal (abdominales) casi exclusivamente.

El trabajo de estos ejercicios se centra en los músculos del abdomen. Estos son los músculos que nos sirven de apoyo, permiten el movimiento del tronco y hacen que los órganos internos se mantengan dentro de la cavidad abdominal. 

¿Para qué sirven los abdominales?

El fortalecer este grupo muscular nos ayuda en los movimientos cotidianos y la práctica deportiva. Te sorprenderá saber que un abdomen fortalecido nos ayuda a correr más rápido, a levantar más peso y, en caso del fútbol, te ayuda a patear más fuerte.

Los abdominales te pueden servir para mucho. Entre algunos beneficios reconocidos podemos mencionar que ayudan a mejorar la postura corporal, a combatir la flacidez, protegen los órganos internos y ayudan a mejorar la respiración.

Como ves, los abdominales son un grupo de músculos muy importante que nos ayudan en nuestro día a día, por lo que es importante trabajarlos bien.

Diferencia entre las sentadillas y los abdominales

Habrás notado que las sentadillas y los abdominales son dos tipos de ejercicios diferentes, pero igual de importantes para trabajar y fortalecer distintos grupos de músculos que nos ayudan a mejorar nuestro rendimiento tanto deportivo como en nuestra vida cotidiana.

¿Qué deberías elegir?

Omita las sentadillas, si puede. Pero no se centre por completo en los abdominales. Recuerda: necesitas concentrarse en ejercicios de fortalecimiento central  para obtener mejores resultados.